La hibernación

Tal y como apuntaba en el apartado de Los cuidados necesarios, la hibernación es un proceso necesario en este tipo de tortugas de clima templado, aunque como también apuntaba, no todas deben hacerlo todos los años.

Casos en los que NO se debe dejar hibernar: Animales enfermos, que lleven muy poco con nosotros o que no hayan cogido peso durante el verano.

Si no es uno de estos casos, si se ve una tortuga sana y activa, es bueno que hibernen. ¿Como deben hibernar este tipo de animales?

Hay dos maneras de pasar la hibernación: de manera natural o de manera forzada.

De manera natural es cuando el animal, por circunstancias del clima, entra en hibernación. Esto se produce cuando los días son más cortos y las temperaturas descienden considerablemente. Pese a que algunos días las temperaturas aumenten el animal no siempre se despierta, aunque si lo hace en un momento muy puntual no debe preocuparnos. Si se produce a menudo debemos considerar una hibernación forzada.

La hibernación forzada es cuando inducimos a un animal a la hibernación por medios artificiales. En muchos casos es la más recomendada en animales fuera de su clima de origen, ya que nos evitará sustos. La práctica más conocida es la hibernación en nevera, por la cual se introducen los animales, en un tupper con tierra, dentro de la nevera. Deben estar entre 4 y 6º. Dicha nevera deberá abrirse cada cierto tiempo para renovar el aire.

Lo que debe quedar claro, es que los animales que se mantienen en casa en invierno no siempre son capaces de entrar en hibernación, por las altas temperaturas de nuestros hogares. Esta es una situación que se debe evitar a toda costa, ya que hará que el animal consuma sus reservas de grasa y puede llegar a producirle la muerte.

Antes de inducir a una hibernación forzada es bueno hacer unas semanas de aclimatación, bajando las temperaturas de manera gradual.

Si la metemos en la nevera o en un trastero frío o garaje, deberemos meterla en un recipiente con tierra o arena en el que pueda estar enterrada por completo. Lo ideal sería cubrirla también con un cartón o con hojas por encima, de tal modo que ayuden a que la temperatura sea más estable.

¿Necesita alimento o agua durante la hibernación?: No. Las tortugas que permanezcan en estado de hibernación no deberán comer y no necesitán beber. En caso de que se despertaran (si es una hibernación natural, en la artificial esto no se poducirá) le debemos ofrecer agua, ya que ayuda a limpiar su organismo, pero jamás debemos ofrecerle alimento. No es bueno que hiberne con alimento dentro de su organismo, ya que se puede producir la descomposición de éste en su interior.

Medidas a tomar antes de la hibernación: En caso de que decidas optar por una hibernación natural bastará con controlar las tortugas y cuando veas que se van aletargando, forzarlas a que se den unos bañitos de agua para que vacíen el intestino. Los baños de agua producen este efecto.

En caso de que decidas hibernarlas en nevera, lo que creo que si dispones de espacio es muy buena opción, deberás retirarles el alimento unos días antes (de 4 a 6 días) y darles unos baños de agua un par de días antes de meterlas en la nevera. Además, deberás asegurarte de que no hay un cambio brusco de temperatura, sino que el descenso se produce de manera gradual durante una o dos semanas. Si vas bajándoles la temperatura y observas que dejan de comer, no es para preocuparse, puede que ellas mismas ya se estén preparando para hibernar y por ello rechazan la comida.

En cualquiera de los casos deberemos pesar las tortugas en varias sesiones, para tener 3 o 4 registros, ya que en función de si ha comido, ha orinado o defecado el peso varía. Lo ideal sería hacerlo siempre a la misma hora. Estos datos los anotaremos, poniendo fecha, animal y peso. En mi caso lo incorporo a una tabla de Word, la cual genera a partir de esos datos una gráfica. Dicha gráfica será muy útil para hacer un seguimiento de la salud del animal. Os animo a que mantengáis estos registros durante todo el año pesando una vez al mes. Si lo hacéis así no hará falta pesarla 3 o 4 veces antes de hibernar. Con una será suficiente.

Medidas a tomar durante la hibernación: Durante esta época tendremos poco trabajo. Nada más que tendremos que vigilar de vez en cuando que no se despierten. Es normal que a veces se recoloquen en el recipiente o lugar en el que se encuentren. También deberemos pesarlas por lo menos una vez al mes y anotar el registro. Si notamos que el peso permanece estable lo estamos haciendo bien. Por el contrario si pierde peso la operación no está yendo bien. Si pierde el 10% del peso que tenía al inicio del proceso deberemos despertarla y meterla a un terrario. Esta operación tiene que ser progresiva. Primero llevarla a un lugar templado y luego al terrario. Unos baños de agua templada ayudarán a que libere toxinas.

El despertar: Cuando salgan de la hibernación deberemos ofrecerles agua templada y comida. De todos modos no es de extrañar que no coma en uno o dos días aunque la temperatura sea adecuada. Si esto persiste varios días deberemos continuar con los baños de agua y revisar los parámetros donde está. Quizás la temperatura aún sea baja.

Enlaces de interés:
Forotortuga: la hibernación
Forotortuga: la hibernación en nevera

Comentarios

Entradas populares